Desarrollado por Sulime
Estatutos

ESTATUTOS DE LOS SOCIOS, SUS DERECHOS Y DEBERES

  

Artículo 22º. Podrán ser miembros de la Sociedad todas las personas mayores de edad que, cumpliendo con los requisitos del artículo 1º de los presentes estatutos, de alguna manera tengan interés en servir los fines de la misma y sean admitidas por la Junta Directiva con ratificación de la Asamblea General. La Junta Directiva podrá otorgar el nombramiento de miembro de honor a las personas que estime oportuno, a título meramente honorífico, sin que ello lleve consigo la condición jurídica de socio.     

  

  

Artículo 23º. Quienes deseen pertenecer a la Sociedad lo solicitarán por escrito al Presidente, quien dará cuenta a la Junta Directiva, resolviendo ésta sobre la admisión o inadmisión del socio y dando cuenta a la Asamblea General Ordinaria para su ratificación, sin ningún recurso contra su acuerdo.    

  

  

  

Artículo 24º. La SADRM se compone de: Miembros de Honor, Numerarios, Asociados, Protectores y Corresponsales. El título de Miembros de Honor corresponderá a cuantas personalidades regionales, nacionales o extranjeras ocupen un lugar destacado en el ámbito del aparato digestivo y/o sus técnicas y que por sus relaciones con la Sociedad se considere deban ser miembros de honor de la misma.      

  

El título de Miembro Numerario, corresponderá a todos aquellos médicos especialistas de Aparato Digestivo de la Región de Murcia y que manifiesten su deseo de pertenecer a la sociedad

  

El título de Miembro Asociado, corresponderá a aquellas personas de profesiones afines relacionados con el aparato digestivo y sus técnicas que así lo soliciten al Presidente de la Asociación, sea aprobada su admisión por la Junta Directiva y ratificada por la asamblea General.

  

El título de Miembro Protector será otorgado por la Junta Directiva a aquellas personas o entidades que presten relevantes servicios a la Sociedad y contribuyan económicamente a su sostenimiento, siendo ratificado por la Asamblea General.

  

El título de Miembro Corresponsal será otorgado por la Junta Directiva y ratificado por la Asamblea General, entre miembros relevantes de Sociedades regionales, nacionales o extranjeras que acepten la designación. Su misión será la de mantener el contacto científico y profesional entre los especialistas de sus regiones o países y la Sociedad.

  

La Junta Directiva de la Sociedad podrá crear y entregar títulos acreditativos a todos sus miembros.

  

  

Artículo 25º. Se dejará de pertenecer a la Sociedad por los siguientes motivos:     

  

a. Por voluntad propia, presentando su renuncia por escrito al Presidente, Secretario o Tesorero, aunque ello no les eximirá de satisfacer las obligaciones que tengan pendientes con la Sociedad.

  

b. Por cometer actos contrarios a los intereses y fines de la Sociedad que hagan al socio indigno de seguir perteneciendo a la misma. En este caso, la Junta Directiva tendrá que advertir al interesado, proporcionándole la oportunidad para que personalmente o por escrito pueda justificarse; de no hacerlo en el término de un mes o de no resultar convincentes las explicaciones, la Junta incoará el oportuno expediente que deberá ser sometido a la Asamblea General para que ésta proceda a la separación temporal o definitiva del interesado, precisando para ello el voto afirmativo de, al menos, tres cuartas partes de los miembros presentes.

  

  

Artículo 26º. Los miembros numerarios de la Sociedad tendrán los siguientes derechos:    

  

a. Participar en las actividades socioculturales y científicas que promueva la Sociedad y en los actos sociales que organice para todos los socios, así como información acerca de congresos nacionales o internacionales de interés científico para sus fines.

  

b. Ejercitar el derecho de voz y voto en las Asambleas Generales, siempre que su antigüedad en la Sociedad sea, al menos, de un año, salvo en el caso de la Asamblea constituyente. El resto de los miembros tendrán derecho de voz pero no de voto en las Asambleas.

  

c. Ser nombrado miembro de la Junta Directiva en la forma que prevén estos Estatutos.

  

d. Poseer un ejemplar de estos Estatutos y tener conocimiento de los acuerdos adoptados por los órganos directivos.

  

e. Conocer el estado de cuentas de los ingresos y gastos de la Sociedad todos los años.

  

f. Nombramiento y diploma acreditativo de Miembro Numerario.

  

g. Representación oficial de la Asociación otorgada por la Comisión Ejecutiva de la Junta Directiva, en cuanto se refiere a su actividad científica y profesional, ante autoridades y organismos oficiales, así como ante sociedades científicas nacionales y extranjeras.

  

  

El resto de los miembros tendrán los siguientes derechos:

  

a. Participar en las actividades culturales y científicas que promueva la Asociación y en los actos sociales que organice para todos los socios, así como información a cerca de congresos internacionales de interés científico para sus fines.

  

b. Poseer un ejemplar de estos Estatutos y tener conocimiento de los acuerdos adoptados por los órganos directivos.

  

c. Asistir a las Asambleas Generales, con voz pero sin voto.

  

d. Conocer el estado de cuentas de los ingresos y gastos de la Sociedad todos los años.

  

e. Participar en la Asamblea General, órgano supremo de la Sociedad.

  

  

Artículo 27º. Serán obligaciones de todos los socios    

  

a. Acatar los presentes Estatutos y los acuerdos válidamente adoptados por la Asamblea General y por la Junta Directiva.

  

b. Abonar las cuotas que acuerde la Junta Directiva, para cada tipo de socio.

  

c. Desempeñar fielmente las obligaciones inherentes al cargo que desempeñen, en su caso.

  

d. El Presidente estará asistido en sus funciones por un Vicepresidente, que además le sustituirá en casos de vacante, ausencia o enfermedad. Colaborar, en la medida de sus posibilidades, en los fines de la Sociedad, siempre que sean requeridos, acudiendo a las reuniones y aportando sus trabajos y experiencia.

  

Artículo 28º. Los socios podrán ser sancionados por la Junta Directiva por infringir reiteradamente los presentes Estatutos o los acuerdos de la Asamblea General o la Junta Directiva. Las sanciones pueden comprender desde la suspensión de sus derechos durante un mes hasta la separación definitiva de la Sociedad, en los términos que previene el artículo 25º.    

  

  

© SADRM 2019  |  Aviso Legal  |  Privacidad  |